Hace unos años, en 1986 la DGT nos dejaba un mensaje claro a través de Stevie Wonder «Si bebes, no conduzcas». Pero lamentablemente el alcohol no es el el único riesgo al volante.

La falta de sueño, de un buen descanso, es un riesgo importante para una conducción segura, similar al de conducir ebrio.

Se sabe a través de estudios experimentales que dormir sólo 4 horas equivale a una merma en facultades similar a beberse 6 cervezas, y que una noche sin dormir es similar a 0,19 gramos de alcohol en sangre.

La falta de descanso por dormir mal puede ser esporádica o puede ser crónica, bien por arrastrar un problema de sueño ligado a otros factores como puede ser insomnio por estrés o bien problemas respiratorios como ocurre con la apnea de sueño. Si ya es arriesgado el salir a la carretera tras una mala noche, imaginemos lo que supone hacerlo cuando dormir mal es la norma, no la excepción.

 …. dormir sólo 4 horas equivale a una merma en facultades similar a beberse 6 cervezas, y que una noche sin dormir es similar a 0,19 gramos de alcohol en sangre.

Sentirnos seguros y en plenas facultades al volante debiera ser un motivo importante para valorar si tenemos un problema de sueño importante que abordar, y si podemos hacer algo para dormir mejor de lo que lo hacemos. Por ello piénsalo… si no duermes bien, mejora tu sueño para poder conducir con todas tus facultades.

Recordando a Stevie Wonder – DGT 1986

Si no duermes, no conduzcas…
Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial